Música en los museos

El arte forma parte de nuestra vida: arquitectura, escultura, pintura, música, danza, literatura, cine y fotografía. Todos los días nos vemos expuestos a muchos estímulos artísticos, pero cuando pensamos “hoy voy a impregnarme de arte”; pensamos en un sitio concreto, pensamos en los museos. Sin embargo, todos los días escuchamos música: listas de Spotify, hilo musical de las tiendas, la radio que tiene puesta el conductor del autobús… Todos los días observamos diferentes arquitecturas o estamos a miles de fotografías en carteles y otros espacios públicos.

Existen diferentes proyectos en los que a la música se le da la categoría de arte y se puede disfrutar de ella siguiendo el mismo protocolo que se disfruta de un cuadro renacentista. Varios son los ejemplos en los que vemos que música y museos se unen, para tener más fuerza juntos.

Conciertos de Radio 3.
Cada año podemos disfrutar de conciertos en directo el Día de los museos. Radio 3 y el Museo Reina Sofía colaboraban para proporcionar durante un día entero música en directo. Aunque en los conciertos de Radio 3, la música no entra en el museo, sino que los conciertos se celebran a la entrada de este.

Versiona Thyssen
Un proyecto llevado a cabo por el Museo Thyssen para acercar el arte a jóvenes. Se trata de una invitación a creadores de cualquier disciplina de las artes plásticas a reinterpretar ciertas obras de la Colección Thyssen-Bornemisza. Los participantes comparten su obra online, vía Instagram, y entran a formar parte de un concurso. Durante el 2020 el concurso se ha llevado a cabo por streaming añadiendo en cada edición un artista musical el cual da un pequeño concierto en el streaming.

 

Gallery Sessions
Gallery se trata un nuevo formato digital de sesiones musicales que nace en Barcelona en un contexto marcado por las últimas limitaciones y suspensión de la actividad cultural a causa de la pandemia que estamos viviendo. Diferentes cantantes a lo largo de todo el mundo cantan en un escaparate a pie de calle. Podemos ver a los artistas encerrados como en una vitrina, lo que recuerda a como podemos apreciar una escultura en un museo cualquiera. Adquiriendo de este modo la música otra dimensión.