Raíces, un homenaje a los orígenes de la canción de autora

Charlamos virtualmente con Diamar, cantante, pianista y compositora canaria sobre su proyecto Raíces.

Te contamos cómo fue su viaje desde su primer disco Vente Conmigo, un breve canto al mar y a sus idilios, hasta su último trabajo en el que le pone voz a las primeras cantautoras reconocidas de España y Latinoamérica.

 


Para quien no te conozca todavía, cuéntanos sobre ti y tu trayectoria musical. 
Desde los ocho años, empecé a tocar el piano, realicé la carrera musical en el Conservatorio Superior de Canarias, pero ya a los veintitrés me vine para Madrid. Actualmente trabajo siendo profesora de piano y lenguaje musical y lo compagino con mi vida artística.

Hablemos de tu primer disco 
Fue todo un impacto ya que abandoné la trayectoria clásica y pasé a la música moderna, que desconocía totalmente. Vente Conmigo, fue una recopilación de temas propios que ya tenía compuestos, a raíz de su publicación, en 2014, empecé a preguntarme quién era verdaderamente Diamar y cómo quería desarrollarme. Fue entonces cuando descubrí a las cantautoras que me ayudaron a evolucionar musical  y emocionalmente.

Este descubrimiento ¿fue el punto de partida de tu nuevo proyecto? 
Sí, fui conociéndolas poco a poco, quise hacer una arqueología de la canción, saber quien hay detrás, contar las historias de aquellas que nos allanaron el camino al mundo compositivo. Raíces nace en 2016, como un proyecto que reúne varias artes. 

¿Quiénes son estas mujeres? ¿Qué te llevó a escogerlas? 
Son mujeres que vienen de muy atrás, del origen de la canción de autor. Son las más representativas de cada país: la gran Chabuca Granda en Perú, Teresita Fernández, las españolas Mari Trini y Cecilia. He escogido a once mujeres, pero en realidad son muchas más. 

¿Qué esperas transmitirnos emocionalmente? 
Son historias de superación, incluso la mía. Aparte de ser un homenaje a la mujer y a la vida, Raíces junta en el escenario numerosas disciplinas. Es un viaje a través de muchos países, continuamente viajamos a Brasil, Chile o España. Hay relatos, poemas y anécdotas de estas mujeres incluso queremos estrenarlo con danza. Esto hace del proyecto, algo muy original y enriquecedor.

Acabas de publicar Gracias a la vida como primer sencillo ¿por qué eliges a Violeta Parra y que instrumentos acompañan en esta elegante versión? 
Por una decisión profundamente emocional. Violeta Parra, fue una activista revolucionaria que luchaba contra la opresión rural y política a través de las canciones. Es todo un ejemplo de superación y pasión, sin embargo, escribió este tema, un año antes de su suicidio, como una forma de resolver su propia historia y reconciliarse con lo bello de la vida. De este tema, se han hecho mil versiones, aprovechando mis raíces clásicas, con la ayuda de Carlos Murillo, mi arreglista, le dimos un aire muy diferente y renovado, introduciendo un quinteto de cuerda

 ¿Qué otros temas nos esperan?¿Qué planes tienes? 
Próximamente saldrá un lyric video de “Gracias a la vida”, en enero lanzamos una versión de voz y piano de “La flor de la canela”, tenemos más sorpresas que se podrán ver en Instagram y Facebook hasta que podamos presentarlo en condiciones.

 ¿Cómo te ves dentro del panorama musical?
Eladia Blazquez decía que era muy bonito el arte de cantar ante el público, pero lo era mucho más el de componer, yo estoy con ella. Si me dieran a elegir entre pianista, compositora y cantante, elegiría la composición. Requiere mucho trabajo y dificultad, construir una letra o la melodía, siempre desde tí y por ti, componer pensando en lo que a ti te gusta, cuando estas satisfecha con es trabajo, lo demás viene hecho.

Por último: ¿Cómo ves la música hoy?¿Crees que se podrá recuperar algo de lo perdido del 2020? 
Por un lado, me impresiona la cantidad de música y cantantes que están naciendo ahora, como profesora ya tengo alumnas que empiezan a escribir y componer, pero les diría que estudien mucho, que se formen y sobre todo, que tengan cuidado en este sector que tiene muchos quebraderos de cabeza. También sigo viendo mucha desigualdad y machismo, en cuanto a la cultura del reguetón y sus letras. Quizás hace falta emocionarse, transmitir, tocar el corazón, sobre todo en los tiempos que corren. Está muy bien reinventarse con el streaming y los conciertos virtuales, pero cuando me subí al escenario después de nueve meses fue un alivio. Creo que necesitamos ese contacto y ese calor, ojalá que esto pase, nos recuperemos y sigamos adelante.

 

WebsiteFacebookTwitterYouTube
descarga revista Recuerda que puedes descargarte nuestra revista gratuitamente desde aquí