Arde Bogotá

Charlamos con Arde Bogotá sobre «El Tiempo y La Actitud»

El Tiempo y La Actitud es el título del primer proyecto de Arde Bogotá. El Tiempo y la Actitud está compuesto por cinco temas, entre los que se encuentra “Antiaéreo”. Esta canción es la que los convirtió en uno de los grupos revelación de este año 2020. El EP tuvo que terminarse en plena pandemia y esperamos poder verlos muy pronto en conciertos en sala.

 


 

Para alguien que no os conozca aún, ¿Quiénes sois Arde Bogotá? ¿Cómo se forma el grupo?

Arde Bogotá es una banda de rock. Somos una banda de rock que se formó hace dos años, publicó su primera canción hace casi un año, “Antiaéreo”. Somos una banda que se forma porque cuatro chicos de Cartagena, que llevan tiempo haciendo música y llevando proyectos musicales, por casualidades de la vida y de los bares coinciden una noche y se dan cuenta de que tienen influencias similares, de que les gusta algo parecido y de que quieren hacer algo similar en la música. Entonces se reúnen una tarde y componen una canción que se llama “Antiaéreo” y sufren un flechazo.

Vuestro EP salió este mismo mes, el 12 de junio. Se llama “El Tiempo y La Actitud” ¿Qué significado tiene este título para vosotros?

Arde BogotáEstos conceptos son un poco el resumen de las cosas que tratamos en el trabajo. Este EP habla fundamentalmente del amor y del futuro, que son las cosas que más nos preocupan a nosotros cuatro, seguramente por la edad que tenemos; y nos dimos cuenta de que en todos los problemas que abordamos a lo largo de las cinco canciones el tiempo y la actitud eran los dos ingredientes fundamentales de los conflictos. El tiempo por lo que tiene que ver con el futuro y con lo que no sabemos de él. Y la actitud tiene que ver con la forma de resolver los problemas. A la hora de poner un resumen conceptual a lo que habíamos hecho nos pareció que “El Tiempo y La Actitud” era lo mejor.

¿Qué os inspira a la hora de componer?

Fundamentalmente nuestras canciones abordan vivencias nuestras, cosas que nos han ocurrido a alguno de nosotros o a los cuatro a la vez. Reflexiones sobre nuestra propia vida.

El pasado 17 de junio disteis un concierto de presentación del EP por streaming. ¿Cómo fue esa experiencia?

Fue un quebradero de cabeza para conseguir hacer un directo en el que saliésemos todos y se escuchara bien, porque al final era en un local de ensayo. Sonó bastante guay y la gente lo agradeció, era algo diferente. Ahora con la nueva normalidad estamos viendo que tenemos que hacer cosas muy diferentes; entre los conciertos en autocines, los conciertos en streaming, los directos en Instagram… Al final es intentar adaptarse a cosas nueva y mostrar a la gente cosas nuevas dentro de las posibilidades que nos deje Fernando Simón (risas).

Después del concierto los asistentes tuvieron la oportunidad de compartir un rato con vosotros haciéndoos preguntas, esta oportunidad no la tendrían en un concierto en una sala en directo, ¿sentís que esto os ha acercado más a vuestro público?

Es necesario ese contacto. El público tiene derecho a preguntarnos o a comentar cualquier cosa, incluso del directo, o hacer alguna petición de “toca en Barcelona” o “toca en Londres”. Además, nosotros cuando tocamos en directo tenemos esa comunión con el público; por ejemplo, mientras nosotros tocamos, ellos saltan. Es bueno intentar trasladar esa conexión a este nuevo tipo de directo.

¿Cuál es la canción que más ganas tenéis de tocar en directo?

Te Van a Hacer Cambiar” la canción que cierra nuestro EP. Es una canción que en directo pide mucha energía y que la gente salte contigo. Echamos especialmente de menos lo que ocurre cuando tocamos esa canción.

¿Cuáles son vuestros planes futuros? ¿Algún concierto a la vista?

Ahora mimos confirmados tenemos el 1 de agosto en el Batel, en Cartagena y el 30 de octubre en la Sala Sol, en Madrid. Luego si estáis atentos a nuestras redes seguramente desvelaremos más cosas.

Por último, nuestra pregunta favorita para todos los artistas. Si Arde Bogotá fuera una parada de bus, ¿cuál o cómo sería?

Antonio: Yo creo que Arde Bogotá sería una de esas paradas de autobús super lúgubres de película de miedo, que está en una carretera solitaria en el medio de la noche y tiene una bombilla que se enciende y se apaga. Yo creo que eso representa un poquito el misterio, en esa parada de autobús solo pueden pasar cosas extraordinarias y de eso es de lo que se trata.

José Ángel: Sí, en medio del desierto o junto a la carretera. La única parada de bus que te puedas encontrar.

Dani: Yo he pensado en una parada en medio del desierto, creo que sería bastante descriptiva.

José Esteban: Pues yo no he pensado eso, me siento super mal. Yo he pensado en una parada de autobús super grande, estúpidamente grande, como un edificio. En ella está José Ángel tocando la batería y cada grupo tiene que pasar por allí para llegar a su destino.

 

¡Muchas gracias por vuestro sonido y vuestra energía! Nos vemos en las salas.

Y mientras, no dejéis de escuchar El Tiempo y La Actitud.

Sigue a Arde Bogotá en redes sociales y entérate de todas sus novedades
Instagram
Twitter
Facebook
YouTube
Spotify

 

descarga revista Otras noticias en nuestra revista  ¡Descárgala aquí!
Compártelo