Nos colamos en la presentación de Xoel López

El jueves pasado tuvimos el enorme placer de acudir a la presentación de «Si mi rayo te alcanzara» de Xoel López. Como paradigma del cambio partimos de la base de acudir, en esta nueva normalidad, a la presentación vía digital. Con mi cuaderno de notas, mi ordenador y mis cascos. Entre emocionada y nerviosa por saber como serían el resto de canciones de «Si mi rayo te alcanzara».

Pero no solo la vía de comunicación era diferente esta vez, también nos enfrentábamos a un cambio de etapa del propio Xoel López. De manifiesto se puso con «Vampiro Blanco» cuyo video vimos en primicia en la presentación. Un tema que inicialmente era un descarte pero que con energía y tiempo evolucionó en un single extraordinario con un video de lo más curioso.

 

 

Claro está, Xoel nos ha acompañado durante media vida. Recuerdo cuando descubrí Deluxe. De donde extraje como fetiche, vete tu a saber por qué razón, Requiem. Mucho ha llovido desde entonces y lejos de quedarse atrás continúa caminando a mi lado llegando a formar parte de la banda sonora de mi vida. Y entrando a formar parte del imaginario musical de toda una generación. Creciendo, cambiando a medida que nuestros años pasan.

Me gusta hacer esta retrospectiva porque es importante saber en que punto estamos, y lo difícil que está la cosa. Lo mucho que cuesta que un artista independiente se consagre y no muera en el intento. Nos llena de orgullo y satisfacción seguir recibiendo noticias de lanzamientos.

Pero vamos al lio; el compositor gallego regresa a la palestra con su cuarto álbum en solitario, décimoquinto si contamos los de Deluxe. Y el artista ha dejado claro que en esta nueva etapa ha habido cambios. Han querido transmitir la emoción de los conciertos a un disco delegando gran parte del trabajo en sus compañeros que además le otorga una visión mas global del proyecto pero a la vez más Xoel López. Dejando atrás la autoría individual para compartirla con David Quinzán que recibe esto como un regalo, como una etapa especial.

Xoel Lopez presentación1Con «Si mi rayo te alcanzara» pone punto y final a una trilogía que comenzó con “Atlántico” continuó con “Paramales” (2015) y  “Sueños y pan” (2017), y se abalanza en una nueva ruta artística sin prisa pero sin pausa. Adrián Seijas, multinstrumentista que acompaña a Xoel López en esta aventura pone de manifiesto una cualidad que debería tener siempre la música: «Diversión» afirma que «tocan por jugar, por el gusto de notar el instrumento en las manos» y eso se puede apreciar el resultado de este disco que nos deja temas preciosos y experimentales que podría sintetizar en el «El Destello».

«Si mi rayo te alcanzara» es una oda a la libertad personal y artística. Sólo tienes que escuchar «Tigre de bengala» para darte cuenta de la energía liberada que nos transmite. El preciosismo minimalista al piano de «Joana«. El «chumba chumba» que enriquece con «Alma de Oro» donde Ede hace las delicias que cualquier amante de las voces que se clavan en el subconsciente.

También en esta velada pudimos disfrutar de una charla con Rebeca Losada, la encargada de todo el diseño de esta etapa y donde nos dejó claro la armonía artística que comparte con toda la formación «todo iba encajando como un puzzle» tanto que hasta ellos mismos se sorprendían. Teniendo toda la libertad del mundo disponible y dando por hecha mi teoría de que las mentes creativas que cohabitan, convergen.

Dejaron caer que aunque no hay una gira cerrada debido a esta situación tan extraña que estamos viviendo si habrá eventos en teatros en Madrid y Barcelona. Y que su concepción inicial pasa por un formato cuarteto para concierto que al menos nosotras por nuestra parte no dejaremos pasar.

Resumiendo: con un pie en el lado más pop, y otro en las producciones hibridas que no sabríamos catalogar (ni queremos, al César lo que es del César). Con influencias hasta de Juan Luis Guerra nos deja himnos telúricos como “Pez Globo” junto a Alice Wonder o «Dancehall» que nos pone a cantar «Creo en ti, como en los unicornios…». Se nota que se lo pasan pipa jugando una y otra vez creando nuevos bocetos de canciones, para luego llevar cada tema donde quieren a golpe creatividad transmitiéndonos a nosotros, como espectadores, esa energía. En “Si mi rayo te alcanzara” no predominan las guitarras, bajos y baterías; los instrumentos ordinarios, pero sí hay espacio para marimbas, voces, reverbs y una buena dosis de cacharros que hacen del disco una bendita y magistral locura.

-Cris Culebras/LaParadaDelBus

Sigue sus redes sociales

descarga revistaRecuerda que puedes descargarte nuestra revista gratuitamente desde aquí
Compártelo