Entrevista a María Reyes de The Printed Rabbit

. por Laura Franco Carrión

Entrevistamos a María Reyes dueña de «The Printed Rabbit«, estudio de diseño textil y estampación artesanal comprometido con el entorno y la sostenibilidad.

The Printed Rabbit

 

Laura: ¡Hola, María!, ¿cómo estás?. Me gustaría entrevistarte para “La Parada del Bus Magazine”, ¿te apetece?.

María Reyes: ¡Por supuesto! Así puedo desvelar cosas que igual los lectores y los seguidores de la marca no saben y asomar la cabeza, no soy muy dada a los focos.

Laura: Si accedemos a la cuenta de Instagram @theprintedrabbit vemos que aparece la descripción siguiente: “Diseño, Accesorios, Decoración” y también “Taller de serigrafía artística y diseño textil”, pero… aprovechando que tenemos a su creadora delante, ¿qué es “The Printed Rabbit”?, ¿de dónde surge?.

María Reyes: The Printed Rabbit es un proyecto que aúna artesanía y diseño; es un estudio-taller donde se hace un uso muy particular de la serigrafía para hacer llegar los diseños de la marca, las motivos, las imágenes y las historias que se encuentran detrás de ellos, a productos que forman parte del día a día de la gente. 

Laura: ¿Por qué exactamente un “rabbit” y no otro animal”?, ¿cómo apareció el logo de la marca en tu camino?.

The Printed RabbitMaría Reyes: La aparición del “rabbit” en mi camino ocurrió de una forma muy azarosa y casi poética. Hace ahora un año y medio empezaba a experimentar con los primeros tejidos estampados y buscaba una forma de sellarlos (como quien firma una obra o numera un grabado o plasma una marca de agua en los papeles que fabrica). Por aquel entonces vivía en Madrid y fui en busca de un sello al Rastro, un domingo. Encontré varios, gastados por el uso, con restos de tinta aún, ya contaban con una historia propia. Elegí dos, un pato y un conejo. Empecé a usar el conejo. Meses después ya estaba todo dicho: the printed rabbit.

Laura: Vemos mucho de diseño sostenible, de amor por la artesanía y por los procesos cuidados…pero exactamente, ¿cuáles son los ideales de la marca?, ¿en qué valores y conceptos se sustenta?.

María Reyes: La artesanía, el diseño y la expresión creativa son tres pilares fundamentales. Hubo épocas en las que, durante mi proceso de creación, la carga intelectual fue muy importante. Lo sigue siendo, hay mucho que rascar detrás de cada estampado, pero siempre me encontré más ubicada en la plástica, me he sentido desenvuelta con los procesos artesanales y he disfrutado mucho manchándome las manos. El diseño artesanal, tal como yo lo entiendo y lo trato de aplicar, engloba una forma de hacer intimista y a escala pequeña. Se sustenta en los saberes tradicionales y en las experiencias cotidianas y por eso está al alcance de muchos. Respeta el oficio, dignifica el trabajo y da pie a la construcción de redes (de saberes, de creadores, de comercios o de inquietudes) que llevan a incentivar un estilo de producción y consumo más natural.

Laura: ¿Qué tipo de productos y servicios ofrece entonces “The Printed Rabbit”?. ¿Qué podemos encontrar tanto en la cuenta de Instagram como en la web www.theprintedrabit.com?.

The Printed RabbitMaría Reyes: del taller salen diseños exclusivos estampados sobre tejidos, en ediciones limitadas. Todas las telas están disponibles por metros para que cada cual las utilice en sus propios proyectos de costura o decoración, por ejemplo. En la tienda online se pueden encontrar diferentes productos como bolsos, mochilas, accesorios u objetos de decoración que confeccionados con los tejidos. Esta faceta de producción artesanal se alterna con el diseño de estudio, donde se trabaja para personas o proyectos que buscan producir una colección textil especial, experimentar nuevas formas de impresión o adaptar las propuestas de la marca a un entorno o producto particular. Para ellos diseñamos, serigrafiamos y colaboramos aportando nuestra visión.

Laura: María Reyes, tú también eres artista, queremos saber un poco más de ti y de la persona que se encuentra al frente de este proyecto?, ¿dónde estudiaste y cuál es tu trayectoria?.

María Reyes: exacto, estudié Bellas Artes, en Sevilla. Allí me especialicé en diseño y grabado y durante un tiempo estuve inmersa en distintos proyectos artísticos, donde integraba el grabado y la pintura en diferentes soportes, tanto bidimensionales como en instalaciones e intervenciones en diferentes espacios públicos.

Laura: ¿Cómo decidiste entonces, viniendo de las Bellas Artes, lanzarte a crear tu propia marca de serigrafía artística y diseño textil?. ¿Qué conexión tienes exactamente con la serigrafía?.

María Reyes: como decía me formé en grabado y desde el principio me enamoré de la serigrafía, es una técnica muy gráfica pero también muy pictórica que me daba la opción de hacer reproducible o llevar a formatos muy grandes diseños o motivos. En los primeros años tras acabar la carrera la seguí utilizando durante un tiempo. Con ella serigrafiaba papeles inspirados en los que decoraban las paredes de algunas casas antiguas. Los utilicé en distintas intervenciones y obras tridimensionales. Visto ahora parece que siempre hubo una pattern designer en mí, pero lo cierto es que no tengo apenas formación en este sentido. Fue cuando decidí aglutinar mis intereses creativos, el oficio y el color en objetos cotidianos, dejar el trabajo, volver a Sevilla y dedicarme plenamente a ello, cuando empecé a interesarme por los métodos del diseño textil. Los necesitaba para ordenar los procesos que sigo cuando fabrico los productos The Printed Rabbit, los cuales son bastante pictóricos y experimentales.

The Printed RabbitLaura: Tenemos mucha curiosidad por saber el proceso que sigues desde que te inspira algún elemento, ideas y diseñas una tela, insolas las pantallas de serigrafía y finalmente confeccionas la tela estampada con la que después haces todo tipo de productos; desde bolsos, carteras, telas para enmarcar y decorar e incluso tapizar un sofá o hacer hasta cojines y delantales !, ¿nos desvelarías algo del procedimiento que sueles seguir para producir tantas telas maravillosas?.

María Reyes: el proceso varía con cada diseño pero normalmente todo empieza en una imagen, un referente o una historia que contar. Fue así en el diseño Jarrones rotos donde los trozos de cerámica saltan de un lado para otro o en las Cariátides, mujeres-columna que me alucinan sustentando la arquitectura sobre sus cabezas. Otras veces llegan de la pura improvisación, sobre todo en los ecoprint que les llamo, donde fabrico una serie de colores y voy componiendo sobre la marcha usando hojas y ramas a modo de plantilla. Hay diseños muy pensados y otros más espontáneos. Una vez tengo claro lo que voy a imprimir y los colores, dedico varias jornadas a la serigrafía; calculo una serie de metros de tela y me pongo a ello. Aunque intento ser metódica con la composición y el color no hay dos tiras iguales y eso me encanta.

Laura: ¿Sabías coser cuando empezaste con el proyecto?, ¿cómo has aprendido a trazar los patrones de los productos y a manejar la máquina de coser?, ¿con cuántas máquinas de coser trabajas ahora en el taller?.

María Reyes: Igual que el mundo del diseño de patrones, me refiero a estampados, es nuevo para mí, con el textil me ha pasado algo similar. Elegí el textil como soporte por su versatilidad y porque convivimos con ellos más que con cualquier material. Aunque, no es mi campo he crecido rodeada de telas y máquinas de coser porque mi abuela era modista y también mi madre. Por eso quizá me atreví a llegar más lejos de la cuenta en la aventura y lanzarme a confeccionar los primeros productos, pensé que algo habría heredado de ellas. Es toda una profesión y no es la mía, pero me he desenvuelto bien este tiempo, asesorándome a la hora de idear productos y sacar patrones, formándome y delegando a veces. Siempre tuve claro que la línea de productos debía estar construida por formas muy simples en las que el tejido fuera el protagonista, ahora sé que no por simples son sencillas de ejecutar. En esta planificación gasto mucha energía y cuando todo está claro me peleo con la máquina.

Laura: ¿Nos hablas un poco del #slowdesign?, ¿cómo se aplica este concepto a tu marca?.

María Reyes: es cierto, el #slowdesign está de moda. Pero no les quedaba otra a los pequeños creadores, comerciantes, productores locales, que potenciar lo que podrían ser sus debilidades frente a los gigantes de la industria textil, la decoración o el diseño. Hacerlo lento, hacerlo con cuidado, tener el control de la elección de los materiales, un contacto de proximidad con los proveedores, ha resultado ser un valor diferencial muy poderoso y toda una declaración de intenciones. Muchas de estas nociones están en consonancia con lo que os he contado que para mí es el diseño artesanal así que cómo no sumarme a esta moda. Lo hacemos slow, eso es un hecho.

Laura: ¿Dónde podemos encontrar el taller de “The Printed Rabbit”?, ¿se aceptan visitas para curiosear?. Además de las Redes Sociales y la web, ¿podemos encontrar tus productos en alguna tienda física?.

The Printed RabbitMaría Reyes: El taller se encuentra en Sevilla en un ático del centro de la ciudad. Es por ahora un espacio privado pero pueden concertarse citas en este u otros puntos que uso de apoyo para la producción. Veo de reojo que se acerca una pregunta sobre el Covid así que no me adelanto, pero en parte es el motivo de que no hayamos dado el salto a un taller público y algo parecido ocurre con la venta en tiendas. Actualmente no disponemos de puntos de venta físicos, quizá esto cambie cuando estos puntos puedan volver a la normalidad. Sí un par de puntos online, nuestra propia tienda y Zález una tienda de telas preciosa que hace poco ha cerrado sus puertas para centrarse en la venta online y me ha dado la oportunidad de inaugurar su sección de artesanas y diseñadoras.

Laura: Habíamos pensado en no mencionar al virus pero venga… quizá es interesante para otros creadores así que allá va…¿cómo ha afectado el Covid a la marca?, ¿cómo te planteaste el trabajo en tu proyecto durante la pandemia y cómo te lo planteas en la actualidad?

María Reyes: El Covid ha ralentizado todos los planes digamos físicos para la marca (tener un taller, impartir cursos, distribuir a minoristas…) y ha potenciado todos los aspectos digitales. Cuando empezó todo hace casi un año la marca apenas tenía unos meses. Esto suponía aún más incertidumbre de la que naturalmente se siente en los inicios, pero también estaba todo por hacer. No había que reinventarse porque apenas había nada inventado y esto creo que es una muy buena posición. En aquellos meses me formé mucho, creé mucho y tomé algunas decisiones. Ahora veo la situación con algo de tristeza por los espacios que se están quedando por el camino, la debilidad del sector, pero confío en las nuevas estrategias que el momento nos está llevando a aprender y a implementar.

Laura: Para terminar la entrevista…¿cómo te imaginas “The Printed Rabbit” dentro de unos años?, ¿hacia dónde quieres dirigir tu marca en un futuro próximo?.

María Reyes: me interesa mucho la idea de que la gente cree cosas a partir de los tejidos y los usen en sus propios proyectos. Por eso cada vez me gustaría orientar más los productos a potenciar la creatividad de otros, ofrecer herramientas para aplicar los estampados. También participar de proyectos textiles que requieran un proceso de impresión especial como es la serigrafía o de un diseño exclusivo y original que encaje en nuestra línea, colarnos en las propuestas de otros y que la pieza estampada no finalice en nuestras manos. De saldrán seguro muchas ideas con los que seguir alimentando la línea de accesorios, complementos y objetos de decoración que me gustaría mantener siempre fresca y en rotación.

¡ Muchas gracias, María Reyes ! Ha sido un placer hablar contigo y conocer mejor tu marca.

Ya sabéis que podéis encontrarla en @theprintedrabbit y en www.theprintedrabbit.com

 

Instagram

Recuerda que puedes descargarte nuestra revista gratuitamente desde aquí